Pegue también este código inmediatamente después de la etiqueta de apertura:
el registro laboral no descontara pausas

El pasado mes de mayo entró en vigor la nueva ley de registro de la jornada laboral de forma obligatoria. Una medida que controlará la efectividad del trabajo de todos los empleados y protegerá al mismo de hacer horas extras sin que quede reflejado.

Aún así, un mes después de que entrara en vigor esta nueva normativa sigue habiendo ciertas dudas por parte de empleados y empresarios por cuánto es tiempo de trabajo efectivo y cuándo no lo es.

El problema está en que la ley reza que es obligación de las empresas llevar un registro diario de la jornada de trabajo de cada uno de los empleados, estando en manos de la negociación colectiva, así al menos lo ha hecho ver la Inspección de Trabajo y la Seguridad Social.

 

En este caso, los inspectores recomiendan que se contabilice el tiempo que utiliza cada uno de los trabajadores para sus descansos, el parón para el café, el bocadillo, el cigarro o cualquier otra acción fuera de las obligaciones laborales.

También es cierto que no exigen que sea tan estricto, las palabras fueron las siguientes por parte de los inspectores, «El registro de jornada podrá organizarse de manera que incluya las interrupciones o pausas que se consideren, siempre y cuando incluya necesariamente la hora de inicio y finalización de la jornada».

A esto, el Sindicato de Inspectores de Trabajo añade: «En todo caso, sería conveniente que el registro utilizado en la empresa ofrezca una visión adecuada y completa del tiempo de trabajo efectivo».

Por lo contrario, los trabajadores que cuenten con un contrato de trabajo que contengan una duración de más de seis horas, contarán con un descanso de 15 minutos, lo que conocemos como la parada del café o del bocadillo, esto dependerá del convenio que tenga la empresa para entender si esa parada es tiempo efectivo o no lo es.

Obligación para el registro laboral

Los inspectores dejan bien claro que el registro laboral que se realiza tiene que ser diario y no se permitirá «la exhibición del horario general de aplicación de la empresa, el calendario laboral o los cuadrantes horarios».

Además, los informes deben estar en todo momento de forma física en el lugar de trabajo por si un empleado pide su revisión o una inspección de trabajo se presenta para hacer un control de los registros laborales.

Por otra parte, si el inspector que realiza el seguimiento no recibe el documento del registro laboral, pero entiende que no se está incumpliendo la normativa y no se hacen horas extras, entonces no estará en la obligación de sancionar a la empresa.

Escribe un comentario:

*

Your email address will not be published.