despido estando de baja

Uno de los temas que nos plantean de forma recurrente en el despacho es si es posible despedir a un trabajador mientras se encuentra de baja por incapacidad permanente.

Para contestar a esta pregunta primero es necesario remitirnos a los tipos de despido que explicamos en otro post (https://madridabogados.es/tipos-de-despido/) pues el motivo que alegue la compañía a la hora de despedir condicionará tanto la nulidad del mismo como la procedencia o improcedencia del despido. Veamos caso por caso:

Despido colectivo estando de baja

Cuando la compañía alega razones legales (causas económicas, técnicas, organizativas o de la producción) para proceder a la reducción de su plantilla en un número de trabajadores suficientes para que se considere un despido objetivo, no hay ningún motivo por el que un trabajador que se encuentra de baja en ese momento pueda formar parte del grupo de empleados a los que se extingue el contrato de trabajo. Obviamente la compañía tendrá que acreditar que los motivos del despido son las causas económicas y no la situación de incapacidad del trabajador.

Despido por causas objetivas estando de baja

Al igual que en el anterior caso, se podrá producir un despido por causas objetivas cuando el trabajador está de baja. Lógicamente es a cargo de la compañía acreditar que las causas que se alegan en el despido son justificadas para articular el despido. (https://madridabogados.es/despedir-por-faltas-al-trabajo-justificadas/)

Despido disciplinario estando de baja

Como explicábamos en nuestro post sobre los tipos de despido, (https://madridabogados.es/tipos-de-despido/) el despido disciplinario es la mayor sanción que una empresa puede imponer a un trabajador y, en todo caso es la compañía la que tiene la carga de probar cuales son las conductas llevadas a cabo por el trabajador merecedoras de dicha sanción. Dependiendo del tiempo que el trabajador lleve de baja, de las conductas que se le atribuyan a la compañía le resultará más o menos difícil acreditar las causas del despido. Obviamente, será casi imposible para una empresa acreditar la comisión de ninguna falta durante el tiempo de la baja (a excepción de la simulación de la propia baja). Por otra parte, hay que tener en cuenta que el mero hecho de despedir por medio de un despido disciplinario durante la baja deja a la compañía en una situación bastante débil en un procedimiento judicial, ya que los jueces tienden a declarar dicho despido como improcedente.

En muchas ocasiones nos encontramos que la empresa en su carta de despido no alega ningún motivo, o la carta de despido es tan genérica que lleva a pensar que la verdadera causa del despido es la situación de incapacidad del trabajador. ¿Qué ocurre en esos casos?

La jurisprudencia del Tribunal Supremo respecto al despido en situación de Incapacidad Temporal (o baja) ha ido cambiando con el paso del tiempo, hasta el año 2001 el Tribunal Supremo aceptaba, que el despido motivado por la incapacidad temporal suponía una discriminación por razones de salud, que comportaba la nulidad del despido, sin embargo, esta linea jurisprudencial cambió a partir de la Sentencia de 29 de enero de 2001, en la que empezó a afirmarse que a pesar de que el despido de un trabajador en situación de incapacidad temporal no es una causa lícita de extinción del contrato, tampoco es un despido discriminatorio que merezca la calificación de nulo, de modo que el mismo debe ser calificado como improcedente.

Al margen de todo lo anterior, hay que tener en cuenta que determinados trabajadores (trabajadoras que se encuentre de baja como consecuencia de un embarazo, madres lactantes, representantes de los trabajadores…etc) gozan de una protección especial, por lo que cualquier despido que se articule frente a ellos tiene muchas posibilidades de ser declarado nulo en un procedimiento judicial. De la misma manera, también son declarados nulos los despidos que sean consecuencia de la discapacidad del trabajador, además que tener en cuenta que el Tribunal Supremo en algunos casos ha equiparado una baja de larga duración con una discapacidad, declarando nulo el despido articulado por esa razón.

En resumen, nada hay que impida que una empresa despida a un trabajador mientras está en situación de baja o Incapacidad Temporal, ahora bien, nuestro ordenamiento jurídico no contempla como causa de extinción del contrato de trabajo la situación de enfermedad de un trabajador, por tanto, si dicho despido es consecuencia de la baja, se tratará de un despido ilícito, a pesar de que la empresa incluso haya alegado otras causas para despedir, de modo que el despido será declarado improcedente. Además, si se trata de una baja de larga duración (equiparable a una discapacidad) o estamos ante un trabajador que goza de una protección especial, de acuerdo con nuestro ordenamiento jurídico, puede que el despido sea incluso declarado nulo.

Nuestro consejo siempre que se produce un despido, máxime si este se produce dentro del periodo de baja laboral, es recurrir al consejo de un abogado, pues las consecuencias económicas derivadas del despido pueden ser importantes.

Escribe un comentario:

*

Your email address will not be published.